Follow by Email

lunes, 9 de junio de 2014

Pieza inconclusa para seres de río, Ituzaingó, Corrientes, Argentina

La tarde era propicia para esperar una buena puesta de sol, quedaba tan solo buscar el lugar indicado para presencial el ritual, y sin lugar a dudas el puerto parecía ser el sitio perfecto.
El primer contacto visual con el río me regala una escena de barcos oxidándose al sol, botes de pescadores y ese silencio tan necesario para poder entablar un diálogo con los protagonistas de la historia.
Los barcos abandonados, el muelle flotante, los botes de madera, presencias que terminan componiendo una instalación artística, o quizás eso sea lo que uno resignifica, escenario, actores, iluminación, sonido, todo está ahí para que uno componga secuencias imaginarias, intente diálogos posibles, participe del juego.
La luz se modificaba a cada instante, de un minuto para el otro surgían nuevos reflejos, nuevas sombras que le otorgaban un carácter distinto a cada objeto, de repente cobraban vida y protagonismo, y al instante siguiente se apagaban perdiendo todo brillo, era como una escena en donde cada actor era iluminado al momento de personificar su rol.
No más palabras
En el último acto, la noche sale a escena
La irrupción de la noche cerró el último acto y no me quedó más remedio que aplaudir e irme en busca de otra realidad.
La suerte del día ya estaba echada, ahora solo me restaba ir al Turismo Diversidad para acordar las actividades para mañana, antepenúltima jornada de la travesía.
Vuelvo a la mundana rutina de la comida y me despido con una suculenta rodaja de surubí, la aventura de mañana me requiere bien alimentado, por si acaso...

2 comentarios:

  1. Encantadoras escenas que reflejan color, olor a río y serenidad a pesar de la braveza de este río marrón, tan cercano, tan mío.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras Laura, y en cuanto a la braveza del río, las imágenes de la crónica diaria nos confirman tales apreciaciones, el mismo que tanto da, de vez en cuando quita y nos recuerda quién tiene el poder.
    Honrado y agradecido.
    Saludos!

    ResponderEliminar