Follow by Email

miércoles, 26 de agosto de 2015

El Día K, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

A lo largo de la historia se han utilizado letras del alfabeto para caracterizar un acontecimiento importante de la misma, por ejemplo el Día D, referido al desembarco en Normandía, el Día V, al de la victoria aliada, el Día Z, ligado al concepto de zero. Siguiendo ese concepto, el domingo pasado tuve mi Día K, toda una jornada dedicada a recorrer edificios emblemáticos ligados de forma directa al pensamiento, filosofía y modelo implementado por los gobiernos durante estos últimos doce años.
El recorrido comenzó con una visita guiada a Casa de Gobierno, prosiguió con el Museo del Bicentenario y culminó en el Centro Cultural Kirchner (CCK), verdadera obra de arte, negado por muchos que siguen mirando la historia con un solo ojo.
No me tomaré tiempo contando la historia de los edificios en cuestión, en la red hay tonelada de material así que la historia será contada a través del material fotográfico.


La guiada dura aproximadamente cincuenta minutos y durante ella se visitan los espacios más emblemáticos del Palacio Presidencial, la sala que homenajea a los pueblos originarios, aquellas que hacen lo propio con las mujeres y los científicos, la pequeña sala en donde la Señora Presidenta hace sus anuncios, el abarrocado Salón Blanco, el balcón que no es balcón como tal en donde muchos presidentes se dirigieron al pueblo congregado sobre la Plaza de Mayo, el pequeño despacho que utilizaba Eva Perón y que daba al balcón en donde Ella y el General interactuaban con el pueblo, culminando la visita en el actual despacho de la Señora Presidenta. Los patios interiores, las grandes áreas dedicadas a los bustos de los presidentes argentinos y a los próceres de la América Libre son de libre acceso.




La segunda parada queda contigua a Casa de Gobierno, allí un moderno edificio que conserva restos del antiguo fuerte nos permite hacer una recorrida por los doscientos años de nuestra historia.







La última parada corresponde al CCK, el Centro Cultural Kirchner que se alza en el antiguo Palacio de Correos, inaugurado en 1928 por Hipólito Yrigoyen. Toda el área histórica referida a la parte de atención al público y administración de la entidad fue minuciosamente restaurada, mientras que el espacio que ocupaba toda la maquinaria para la clasificación y posterior transporte de la correspondencia fue vaciada y en su superficie el estudio platense ganador del concurso plasmó una obra casi conceptual de una belleza arrolladora, en él se ubica la Ballena Azul, la gran sala de conciertos, la Gran Lámpara que contiene salas de exposiciones pero que a su vez remite a un océano muy profundo en donde la gran ballena se desliza emitiendo sus enigmáticos sonidos y la Cúpula, todavía en construcción que servirá de coronación, mirador y restaurante.
Como en Casa de Gobierno, hay espacios de visita libre y después se debe tomar una guiada para entrar al auditorio y llegar a los niveles superiores. Todos los recorridos son gratuitos, salen cada quince minutos y la espera no desespera porque durante ese tiempo podés recorrer y hasta observar y participar de los mini eventos artísticos que se distribuyen por los distintos niveles de acceso permitido.

Monumento a Juana Azurduy
Madero Port





La gran ballena azul se aleja, entre témpanos y mares azules muy profundos. Fin de viaje, recorridos más que recomendables, para disfrutar sin prejuicios, con los dos ojos bien abiertos para que nada se nos escape.