Follow by Email

sábado, 28 de julio de 2012

Sobre barcos, botes, héroes y reflejos, Puerto Victoria, Entre Ríos, Argentina

Tan solo 60km separan Rosario de Victoria, 60km de uno de los caminos nacionales más bellos de Argentina toda, la RN174, que luego de sobrevolar al infinito Paraná nos regala una travesía por entre islas, islotes, ríos, riachos, arroyos, puentazos, puentes y puentecitos, surcados por aves de todo tipo y pescadores artesanales,  y si uno sabe elegir los horarios amaneceres y puestas de sol para guardar de por vida.
Ahora semejante experiencia culmina en la "otra orilla", en Victoria, una ciudad que quedó resguardada del mundo del consumo tras la muralla de 60km arriba relatada, para llegar hasta ella o dabas un rodeo que casi llegaba hasta Panamá, no Paraná, Panamá por el tiempo de viaje digo, o te tomabas la lancha que al igual de las existentes en el delta bonaerense te sumergía a un mundo propio de la NatGeo, bueno debido a ese resguardo hoy nos topamos con casonas vestidas con rejas, callecitas angostas, gente que aún no perdió el buen día a pesar que seas un forastero, un solo edificio alto, casas de comida para comer pescado del día y un puerto con escala de puerto artesanal, nada de silos, súper cargueros y seguridad propia del Area 51, aquí no hay nada de eso, botes de colores, algún barco un poquito más grande, algún arenero y pescadores, a ellos le pertenece el puerto, a los que allí laburan, no a los que allí cobran en comoditis cuotas..
Para el que pueda, no se pierda la experiencia de sumergirse en una ciudad otrora escondida y olvidada que de a poco se abre al mundo, y aquí ruego, suplico, imploro que sólo sea a eso y no al mundo del apuro, de los malos modales, de la especulación inmobiliaria, del turismo sin compromiso, lo digo porque se debería estar alerta, rondan cuervos, pocos, pero rondan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario