Follow by Email

sábado, 8 de septiembre de 2012

La ciudad de los trenes vivos, Basavilbaso, Entre Ríos, Argentina

Siempre Basso resultó ser un motivo de curiosidad, primero resultó ser un desafío ortográfico debido a tantas be, luego se sumó el interés por el asentamiento de los primeros colonos judíos y sus experiencias cooperativas y más tarde por todo lo concerniente al tema ferroviario, precisamente con éste inicio el recorrido por estas tierras tan simples y tan cargadas de hechos, protagonistas, historias e imágenes.
Entre Ríos es de las pocas provincias que mantiene un sistema de transporte ferroviario estatal que intenta posicionarse en su rol de transporte social, cubriendo servicios que las mega compañías de transporte automotor relegan por falta de rédito económico o por el mal estado de algunos caminos, y dentro de este esquema de tráfico ferroviario Basavilbaso juega un papel preponderante como punto de cruce de las líneas este-oeste y norte sur, por allí circula diariamente en días laborables el tren que une esta ciudad con Villaguay, el que sábados y domingos une Paraná con Concepción en un recorrido de siete horas atravesando medio territorio provincial y los que suben o bajan desde Misiones hasta Lacroze por la vía del otrora esplendoroso FCGU.
Las fotos muestran a la estación nueva, al cabín de señales manuales, a las dos generaciones de locomotoras que hacen titilar una pequeña luz de esperanza a quienes bregamos por la no extinción del tren, ruinas arqueológicas perdidas, y ruinas recuperadas en un pequeño museo casualmente cerrado, tanques de agua que hablan, vagones que habitan charcos de agua y una toma que me remite a esas pelis ambientadas en los desiertos tejanos. Hay muchas más que irán a parar al blog ferroviario, por aquí desfilarán tomas de la ciudad, algunos pueblitos cercanos y lo referente a la colonización de los gauchos judíos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario