Follow by Email

domingo, 28 de agosto de 2011

Por treinta pesos era mía, pero como la subo dos pisos por escalera, Paraje La Azotea, Entre Ríos, Argentina

Luego de fotografiar la joya de la abuela, volviendo hacia el camino de salida, un mástil pequeño tras una loma presagiaba algo interesante, y sí, una belleza, una belleza total, pero ahí sí que me convertiría en Fitzcarraldo, pero de por vida, intentando cargarla hasta mi casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario