Follow by Email

lunes, 27 de agosto de 2012

Los camposantos de Villa Urquiza, Entre Ríos, Argentina

Existe una tradición de enterrar a los muertos según su religión de ahí la existencia de los cuatro cementerios.
Aquí se retratan tres, quedó afuera el de las Hermanas Belgas, entonces la primera corresponde al católico nuevo y su hermosa puerta de hierro forjado, la segunda al camino de barro firme que conduce al católico viejo, tomas 3 a 8 y para finalizar el apartado del mundo camposanto protestante con sus cruces invadidas de óxido del tiempo, sus expresivas sombras, su ingreso y esa sensación de que ya nada queda allí.
La experiencia resulta muy movilizante por las amplitudes de los espacios, la falta de límites y la posibilidad de reflexionar sobre como reacciona cada cultura ante la inevitable muerte.
Las primeras horas de la tarde me devuelven a la villa y al pequeño hotel, un reparador descanso para aclarar ideas y a enfrentar la búsqueda de un buen sitio para ver al sol caer tras el Paraná Grande

3 comentarios:

  1. Por què no se restaura este magnifico patrimonio?

    ResponderEliminar
  2. Por lo menos tendrían que mantener el camino que en época de lluvias se torna indomable, en cuanto a restaurar, me suena casi un imposible.

    ResponderEliminar